5 aspectos para crear una oficina casi perfecta

Muchas personas pasamos una media de 7 horas diarias en la oficina. El espacio y su aspecto influye directamente en el estado de ánimo y productividad de las personas que trabajan en él. 

Si trabajas en una oficina, despacho, Coworking o, incluso habitación en tu casa, puede que más  de una vez has experimentando cansancio, falta de concentración, inapetencia, etc…

Son muchos los factores que pueden influir a ello (sobre todo si llevas más de 4 horas sentado en el mismo sitio sin moverte) pero desde el factor del diseño interior te voy a hablar de 5 de los pilares a tener en cuenta a la hora de diseñar una oficina o espacio laboral.

Estudios en el campo de la neurociencia y ciencias del comportamiento demuestran cada vez más la influencia del ambiente y el diseño del espacio laboral para su mayor productividad.

Comprueba si alguno de estos aspectos debe de ser introducido a modificado en tu oficina para contar con un espacio de trabajo productivo, motivador y, sobre todo, humano. 

 

1.- ILUMINACIÓN

No es ninguna novedad ni cosa extraordinaria el decirte lo ESENCIAL que es tener una iluminación de calidad. 

Lo que sí que quiero aportar es la importancia que tiene ésta a nivel cognitivo respecto a la productividad. 

Lo ideal es contar con una iluminación natural, contar con ventanas o vanos que dejen entrar la luz solar pues ésta contiene, aproximadamente, igual proporción de todos los colores del aspectro. 

En caso de no tener iluminación natural o que ésta sea escasa, elige la más parecida a la natural: LUZ DÍA tirando hacia CÁLIDA. 

La luz cálida es más confortable (el color del sol es amarillo) y produce mayor sensación de calma. 

La cantidad, por supuesto, es sumamente importante. En caso de que sea deficiente afecta a tu estado de ánimo, llevando incluso, a la sensación de apatía o depresión. 

El otro extremo, en exceso, puede activar y sobreexcitar en demasía pudiendo pudiendo provocar nerviosismo o ansiedad.

Otro factor muy importante en las oficinas es evitar los reflejos, especialmente en la pantalla de tu ordenador y en la base del escritorio pues esto afectará tu vista y evitará que trabajes bien.

 

Grupo Finkas NG. Valencia. © Raquel Navarro Interiorismo

2.- RUIDO

A día de hoy,  se apuesta y diseñan las oficinas de manera lo más abierta posible, para facilitar interacciones y relaciones entre trabajadores y clientes.

Esto hace que conversaciones, risas, llamadas de teléfono, máquinas fotocopiadoras, etc… aumenten un tanto por cierto el ruido ambiental llegando a ser molesto. Dependiendo de la sensibilidad de la persona produce un mayor o menor cambio de ánimo, concentración y calidad de trabajo.

Para encontrar un equilibrio, es muy importante comprender de qué manera los distintos materiales y componentes del espacio pueden afectar el nivel de ruido y así encontrar las soluciones más adecuadas para cada caso.

Aquí algunas pinceladas e ideas a tener en cuenta:

– Intentar proporcionar algún espacio o sala de «silencio» para momentos o funciones que requieren mayor privacidad o concentración.

– Utilizar mamparas de cristal como separadores o divisorios de estancias. Ésta es una muy buena solución para que las personas que trabajan dentro no se sienten completamente aisladas contando con un ambiente más tranquilo del ruido ambiental.

– Dotar el espacio con la mayor altura posible. Los techos altos tienen un mayor rendimiento acústico frente a los bajos ya que el sonido debe recorrer mayor distancia.

– Ubicación del mobiliario. Tanto los elementos como los materiales son muy importantes a la hora de un mayor o menor confort acústico. Elegirlos con atención y detalle puede favorecer hasta un 30% de los problemas acústicos más comunes en los espacios de trabajo.

Grupo Finkas NG. Valencia. © Raquel Navarro Interiorismo

 
3.-ERGONOMÍA Y MOBILIARIO

La creación de un ambiente agradable, estético y funcional es muy importante, ahora, no hay que descuidar los aspectos más básicos como son la salud, seguridad y confort.

Como ya hemos mencionado y sabemos muy bien, pasamos muchas horas sentados en un silla trabajando en una mesa donde lo único que varía es tener en frente una persona u ordenador.

La estética del mobiliario, en mi opinión,  debe ser el último factor a tener en cuenta.

Sillas ergonómicas que se ajusten a tu cuerpo, mesas con altura, tamaño y forma adecuada a tu propia actividad, sistemas que ocultación de cables para evitar aglomeración de elementos en tu zona de trabajo, colores y materiales que no produzcan reflejos o absorban demasiada luz, etc…

Esto es como los zapatos: cuestionar la comodidad y calidad antes que la estética hará que tu inversión sea más que rentable a largo plazo. Lo positivo, en cuanto a la estética, es que hoy en día encuentras una gran variedad de modelos y son muchos los fabricantes que crean adaptan o crean el mobiliario a tu gusto y medida.

 

4.-DISTANCIAS E INTERACCIÓN 

Las buenas ideas nacen de la confrontación de opiniones.

Cuanto más fácil sea el contacto visual y físico con una persona con mayor frecuencia nos relacionaremos con ella. Quiero creer que toda oficina o espacio de trabajo promueve la comunicación y diálogo entre  trabajadores yendo en pro de las colaboraciones y enlaces laborales.

Según Heumann, si te sientas a más de 24 metros de una persona es menos probable que hables con ella que si te sientas cerca.

A la hora de diseñar tu oficina, ten en cuenta la relación y colaboración entre cargos y empleados para ubicar sus puestos de trabajo.

También es muy recomendable, elegir un local donde se pueda crear un espacio de relación, descanso y donde los trabajadores puedan interactuar fuera de sus escritorios.

Bien sea una pequeña cocina u office, una sala de «cofre break», sala con algún sofá y mesitas, etc… Es importante pensar en las relaciones y necesidades humanas en los espacios de trabajo.

 

5.-NATURALEZA Y AMBIENTE 
Oficina inmobiliaria
Grupo Finkas NG. Valencia. © Raquel Navarro Interiorismo
Introducir plantas como elementos decorativos en oficinas y espacios de trabajo aportan calma, creatividad e incluso una mayor productividad.
Está demostrado que elementos naturales y, sobre todo, plantas verdes, nos conectan a la naturaleza influyendo en nuestro estado de ánimo. Nos ayudan a estar concentrados y calmados en los espacios en los que trabajamos.

Nuestras respuestas humanas a la naturaleza, ya sea una planta, aire fresco o vista al cielo, están demostradas tener una enorme influencia en nuestro nivel de estrés, así como en nuestro desempeño. Wyatt.

Pregunta e infórmate de las plantas que menor cuidado requieren. Generalmente son las de hoja caduca pues mantienen sus hojas y verdor todas las estaciones de año. 

Incorporar una pequeña planta en los escritorios aporta a muchas personas calma pero, a mi parecer, siempre es importante preguntar a cada trabajador. Puede que a una persona le relaje más una pequeña pecera o a otra un cuadro de arena.

Lo que sí te recomiendo es introducir en los espacios comunes y de entrada, elementos naturales como plantas, agua, piedra, etc…

Y hasta aquí el artículo de hoy, solo a falta de aclarar el matiz del «casi perfecta» del título. Pues sí, para mí estos 5 elementos son muy importantes a tener en cuenta a la hora de crear una oficina pero para que sea perfecta juega mucho papel el factor humano. Y eso… lo pones tú y las personas que lo utilizan.

De una frase que leí hace poco:

Igual que haces una cosa, haces todo.

Si pones atención al diseño y creación de tu oficina no me cabe duda que también lo pones en las personas que trabajan en ella.

Esta es nuestra filosofía.

Si necesitas un cambio de imagen, distribución o vas a abrir una nueva oficina, te cuento, ayudo e implico hasta donde necesites.

¿Hablamos?

Y si crees que este artículo puede ser útil o ayudar a más personas como tú, por favor, comparte. Puede que un simple click aporte más de lo que imaginas a una persona.

Hasta el próximo, Raquel.

 


Las 7×6 preguntas, antes de diseñar tu negocio

Comparto contigo las bases sobre las que se empieza a diseñar un comercio rentable, único e innovador.
Descárgate mi dossier y descubrirás que empezar a rentabilizar tu inversión está a tu alcance.